Reseña histórica

Hacemos memoria del camino que precedió al acontecimiento fundacional, acaecido el 11 de marzo de 1910, destacando varios hitos o jalones que nos van marcando diferentes etapas del  itinerario que culminó en la fundación de la Obra del Ave María, como son:

1º.- LA VOCACIÓN Y EL CARISMA RECIBIDOS POR EL FUNDADOR DEL INSTITUTO, MIGUEL FENOLLERA ROCA, SACERDOTE:

Miguel Fenollera Roca, se sitúa en la acción social católica del movimiento obrero español de principios del siglo XX, en el que la Iglesia desarrolla una importante tarea de promoción entre las clases populares.

 

Desde su ordenación sacerdotal (recibida el 19 de diciembre de 1903), Miguel tiene como único objetivo la aceptación gozosa de la voluntad de Dios, que él reconoce manifestada a través de los superiores eclesiásticos como mediadores del Señor.

A lo largo de la Historia de la salvación vemos cómo Dios se sirve de las personas que Él elige para ser mediadoras en su plan de reconstrucción de su pueblo, del pueblo fiel a la alianza. Jesús elige a sus apóstoles y los pone al frente de la Iglesia, el nuevo pueblo de Dios, como mediadores suyos.

Para la obra de restauración cristiana de las clases populares, en la España de inicios del siglo XX, el Señor escogió a algunos cristianos comprometidos por su bautismo y su sacerdocio, como Miguel Fenollera, quien, siendo seminarista, empezó a ejercitarse en la Catequesis y la Evangelización de las clases populares, en los suburbios de su ciudad de Valencia.

 

Miguel Fenollera, ya sacerdote, movido por el Espíritu, fue viendo la necesidad de promoción humana y social entre las clases populares, y, aceptó, por encargo de los máximos representantes de la Iglesia, la  misión de restaurar entre los pobres a la familia cristiana, por medio de la educación, de  niños y jóvenes.  

De este modo se va perfilando el Proyecto de Vida de Miguel Fenollera.

 

2º.- DOS FECHAS CLAVE EN LOS PLANES DE DIOS: LAS DEL 24 Y 25 DE JULIO DE 1906:

 

En Roma se entrevista con el Cardenal Merry del Val y con el Papa San Pío X.

Con motivo del curso de Sociología Católica impartido por el P. Vicent a Sacerdotes representantes de las diócesis españolas, para preparar esa cátedra en los Seminarios, es designado Miguel Fenollera,  para informar al Cardenal Merry del Val, Secretario de Estado del Vaticano, de la labor realizada.

 

El 24 de julio de 1906:

 

El Cardenal Merry del Val, recibe en audiencia particular, a Miguel Fenollera.  Elogia la labor social, pero insinúa la apremiante necesidad de que sea precedida por una labor educadora sólida.

 

Se habla de las Escuelas del Ave María y expone el Cardenal a Miguel Fenollera, el buen servicio que reportaría a la Iglesia y a la humanidad el que ese pensamiento educador de El Ave María se completase con los consejos de perfección evangélica y adquiriese la estabilidad y permanencia de un instituto religioso.

 

Las palabras del Sr. Cardenal, fervorosas, concretas, precisas, claras, y ordenadas en plan admirable, terminaron con esta invitación:”Usted, que es joven, podría dedicar su vida a procurarlo”. Y, al día siguiente, 

El 25 de julio de 1906:  

SS. Pío X recibe en audiencia privada al Sacerdote Miguel Fenollera, que se arrodilla mientras el Santo Padre, en pie, le da a  besar su mano izquierda, mientras pone la derecha sobre la cabeza del Sacerdote y la repite amorosísimamente: “Bendigo tus intenciones”.

 

Estas entrevistas animaron y decidieron la orientación de su joven vida sacerdotal.

 

 

3º.- EL TIEMPO DE PENSAR EL AVE MARÍA VALENCIANO (Entre 1906 y 1910).

Esta misión debió ser apasionante para Miguel Fenollera, quien se mostró prudente y previsor y, a pesar de la clara insinuación de Merry del Val y de la bendición del Santo Padre, no acometió directamente la constitución de un Instituto religioso.

Tras los primeros años de tanteos y ensayos escolares, las cualidades de organizador de Miguel Fenollera, pronto se pusieron de manifiesto preparando todos los elementos y estructuras necesarias para ir poniendo en marcha la Obra:

  • El elemento humano: Reunir un grupo de maestras

 

Las cuales pudieran aplicar los métodos pedagógicos de “El Ave-María, de Granada” e ir formándolas en  su pensamiento educador  a fin de que asumieran la responsabilidad del desarrollo de la fundación

 

  • El segundo elemento fue la infraestructura de la Obra:

 

Buscar terrenos, recursos materiales y bienhechores para preparar el establecimiento de las escuelas.

 

Logra que, el 3 de enero de 1909, se constituya la “Sociedad Coeducadora El Ave-María” como persona jurídica, que habría de hacer frente a la adquisición de solares, edificación de las escuelas y su puesta en marcha, bajo la presidencia del Sr. Arzobispo de Valencia, D. Victoriano Guisasola.

 

Los primeros bienhechores de la sociedad fueron los padres de Miguel Fenollera, d. Vicente Fenollera y Dña. Amalia Roca. Poseían en las inmediaciones de Benimámet una finca con amplia casa que utilizaban como lugar de veraneo, por lo que conocían  también la necesidad de instrucción que tenían  los habitantes de esa zona. La donación se realizó en marzo de 1909.

Muy pronto comenzaron las obras para la construcción de casa para las maestras y escuela; y, antes de un año, las primeras Avemarianas se podrían instalar en el edificio en construcción.

 

  • El tercer elemento fue: La preparación espiritual, de las maestras avemarianas noveles

 

Las cuales iban a protagonizar el trascendental acontecimiento de la fundación. Para ello practicaron los ejercicios espirituales, cuya importancia radica en ayudar a realizar un discernimiento dirigido, a fin de descubrir la voluntad de Dios sobre la propia vida y hacer una opción y un compromiso en el camino que el Señor les mostraba, de servicio al Reino de Dios, entre  los más desfavorecidos.

 

UN CAMINO:

4º.- LA FUNDACIÓN COMO META DE ESTE ITINERARIO:

 

La obediencia y fidelidad del Siervo de Dios, Miguel Fenollera al máximo representante de la Iglesia, SS. Pío X; y la bendición de este Pontífice, llevan a Miguel a dar una  respuesta eficaz, con la fundación del Instituto de Religiosas Operarias del Divino Maestro –Avemarianas-.

 

  • El 27 de febrero de 1910,  salieron del convento de las Religiosas de María Reparadora, donde habían  practicado los santos ejercicios, las llamadas por Dios para comenzar la Obra, y se instalaron en el edificio en construcción. Eran: Dña. Matilde Grau Carchano, Dña. Amelia Casasús Fortea, Dña.Enriqueta Valls y Fayos y Dña. Rosa María Ferrer. En Septiembre llegaría Dña. Josefa Zatorre Medrano. Dña. Matilde Grau sería la primera Superiora General del Instituto. 

 

  • El 11 de marzo de 1910 tuvo lugar la solemne bendición de la capilla provisional y de las obras, cuyo estado ya permitía se diese comienzo a la labor educadora. Ofició el Exmo. Sr. Arzobispo, D. Victoriano Guisasola, asistido por el Cabildo Catedral. Así, quedaron inauguradas las Escuelas de “El Ave María”, en el Barrio de Benimámet-Valencia-. Miguel Fenollera se  consagró como fundador a esta obra.

 

  • El 21 de noviembre de 1910 se crea el reservado en la Capilla provisional. El extraordinario incremento del Apostolado que allí se realiza mueve al Prelado a procurarles este inefable consuelo, antes de que las Avemarianas se atrevieran a pedirlo.

 

 

LA OBRA DE “EL AVE MARÍA” HA CUMPLIDO EL PRIMER CENTENARIO:

 

La Providencia de Dios ha encaminado esta obra, a lo largo de cien años de vida religiosa y de apostolado en los barrios más humildes de las ciudades de España y América Latina.

 

Constituidas como Instituto  Religioso  en el  año  1921,  las RR.  Operarias  del  Divino  Maestro   -Avemarianas- buscan en todo, la gloria de Dios, la santificación de sus miembros y la evangelización de los pobres; instaurando a Cristo en la familia, según el peculiar carisma de educación cristiana; así como, mediante la promoción humana y social, especialmente a través de la Escuela y de cuantos medios conduzcan a la evangelización de la familia, la juventud y la infancia.

 

La consagración al Señor, en fraternidad de vida cristiana, resplandece de un modo especial en la comunidad religiosa Avemariana. Este testimonio de amor fraterno y servicio a los hermanos, manifiesta que Cristo ha venido y que el Reino está ya presente; y así, estimula y ayuda a vivir conforme a la fe recibida en el Bautismo y promueve la renovación cristiana en el mundo.

 

Con gran esperanza, ponemos la andadura del segundo centenario, que ahora empezamos, bajo los auspicios de la Santísima Virgen en su Anunciación, a Quien consideramos nuestra Madre y Maestra. María Santísima hizo posible la Encarnación de Jesucristo, para restaurar la humanidad y regenerarla en Cristo, el Hombre Nuevo; y así, iniciar una nueva era, en la que Dios sea todo en todos.

 

DIOS SEA BENDITO Y NOS BENDIGA.

Calendario

Diciembre 2018
D L M X J V S
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Santoral

Utilizamos cookies propias y de terceros

para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto